Quicktionary, el traductor amigo

Martes, 7 Octubre   

Hay momentos en que a los orientales tal vez les gustaría haber nacido en otro país, y usualmente esto pasa cuando viajan a Occidente y no comprenden nada, absolutamente nada.

Los que están de suertes, saben algo de inglés y se defienden como pueden pero luego están esos otros que apenas comprenden las letras de nuestro alfabeto, ni hablar de la fonética, las palabras, etc.

Por eso existen algunos dispositivos que ayudan a solucionar este problema. Quicktionary, por ejemplo, es un pequeño equipo que traduce en forma instantánea la información. El usuario sólo debe ingresar las oraciones en Kanji y el dispositivo enviará una audio traducción además de brindar explicaciones a través de su pequeña pantalla.

Si bien es un cacharro pequeño y portable, su precio va más allá de lo esperable pues ronda las 184 libras, lo que parece demasiado por tratarse de un dispositivo tan insignificante. Aunque si estás perdido en medio de una ciudad que te resulta ajena hasta la médula es probable que pagues lo que sea por un poco de ayuda.